Chapter Three: Fucking foreigners…

The other day, on Monday perhaps, I saw an article in the newspaper about to get a job in Pret A Manger. It said that the British people can’t work there. But I think that is not true. It’s only a xenophobic question. Maybe, like in Spain. I think that happens in my country too.

“Malditos extranjeros que vienen aquí a quitarnos el trabajo”. ¿Os suena esto de algo, queridos lectores? Pues sí, algo así es lo que pensé yo cuando leí el otro día un artículo en el diario gratuito que reparten en el metro, el London Evening Standard. Decía el reportaje en cuestión, al menos lo que yo pude entender, que los británicos no tienen las mismas posibilidades trabajar en Pret A Manger (una cadena de comida rápida muy extendida) que los extranjeros, y que de hecho hay muy pocos hijos de la Gran Bretaña trabajando allí.

Al día siguiente, una carta al lector de un inglés ponía un poco los puntos sobre las íes. Este muchacho aseguraba que su novia, colombiana, trabajaba en Pret y que echaba más horas que un reloj. Y que si no había más británicos currando allí es porque es un trabajo precario y mal pagado que ellos rechazan pero que los extranjeros aceptan.

Total, que esta sintonía me resulta muy familiar. Cuántas veces no habré escuchado en España eso de “los inmigrantes vienen a quitarnos el trabajo”. Pues no señor, lo que pasa es que ellos cogen lo que los españoles despreciamos (aunque ahora con la crisis no tanto). Pues en Londres pasa lo mismo (‘the same thing’). “Paisa, Ispaña – Reino Unido misma cosa”, que dirían nuestros vecinos marroquíes. El problema de la maldita xenofobia y el “miedo al otro” del que hablaba Kapuscinski.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Chapter Three: Fucking foreigners…

  1. Edu Arroyo

    Ese fenómeno por el que las empresas les aprieten las tuercas a extranjeros y les ofrezcan sólo trabajos precarios provoca que los aspirantes locales se vean obligados a “bajar su listón” y aceptar trabajos precarios también.
    Ni mucho menos pretendo decir que esto sea culpa de los inmigrantes, nada más lejos. Lo que quiero resaltar es la necesidad de velar por los derechos de los trabajadores. Si uno baja el listón, en cierto modo obliga a otros a bajarlo y así vamos a peor.
    Eres un trabajador valioso. ¡Hazte valer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s