Chapter Six: The last opportunity?

The day after tomorrow, on Friday, I’m doing my first month here. When I arrived to London, I thought I was going to find a job in two o three weeks. However, I’m living here for one month and I don’t have a job by the moment. What can I do then? Do I come back to Spain or do I wait more time? I’ve been thinking a lot and, finally, I’ve decided to stay here. On Friday I’m going to pay two weeks more for the rent of my room.

Pues sí, tras pensarlo y sopesarlo mucho, y tras consultar con el Banco Paterno, que al fin y al cabo es mi principal y único avalista mientras no tenga trabajo, he decidido darle otra oportunidad a esta ciudad. Aunque el trabajo se resiste en llegar, pasado mañana iré a pagar otras dos semanas de alquiler.

Dice el refranero español que el que espera desespera. Yo hay muchas veces que me desespero y otras tantas que me desanimo. Y otros días que ves asomar un rayito de luz y esperas que ese sea el preludio de una soleada jornada (que bien traída esta metáfora para una ciudad tan gris como Londres, ¿verdad?).

El caso es que mientras que de los tres españoles que habitábamos este piso uno ya ha vuelto al nido y el otro es previsible que lo haga la próxima semana, yo, cual último Robinson, me sigo agarrando a la posibilidad de encontrar un empleo aquí, consciente de que el panorama que me espera en España en caso de volver es mucho más desolador.

Por lo tanto he decidido armarme de paciencia y perseverancia y esperar que llegue esa llamada que diga “Alfonso, you have the job”. Ya lo sabes, Londres, te doy otra oportunidad. Probablemente sea la última, así que haz el favor de aprovecharla bien.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Chapter Six: The last opportunity?

  1. Lozano

    De verdad que eres un martil de la crisis. Un viejo profesor nuestro decía algo así como Youjabaneumeil, espero que te llegue pronto el you have the new job, but a job that suits you, which is valued your professionalism and ability. Eres admirable, espero que las fuerzas no te flaqueen y aguantes el tirón. Probablemente Londres, cual mujer que se entera de la infidelidad de su pareja,bien valga que le des esa oportunidad con amenaza de abandono si reincide. Un abrazo, suerte y mucho ánimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s