Chapter 17: Andalusia doesn’t like PP

Last Sunday were Andalusia’s elections. The PSOE has ruled in this region all the democracy. This year it seemed the end of the socialism’s hegemony. Although the PP won the elections on Sunday, the PSOE can continue ruled if joins to IU, the third party there. I think Andalusians don’t like the Right.

Tal vez sea que la imagen del señorito, ese despótico y altanero terrateniente típico de los campos de mi Andalucía, sigue estando aún presente en el imaginario colectivo de muchos de mis paisanos (como las meigas, haberlos haylos todavía). Tal vez sea que la derecha sigue dando miedo de Despeñaperros para abajo. Pero lo más seguro es que la causa sea que los andaluces le han visto las orejas a un lobo que con apenas 100 días de vida aún no ha afilado del todo sus colmillos.

Todo parecía propicio para que el PP gobernara por primera vez en Andalucía. Las encuestas, los resultados de las últimas generales y todo estaba a su favor para lograr la mayoría absoluta en esta región. Y de repente, zas, Arenas recibe un gancho de izquierdas en la mandíbula. La cuarta vez que besa la lona y se resiste a tirar la toalla. Es, como Rocky, el ‘Potro sevillano’.

Y es que Andalucía sigue siendo un islote rojo en ese inmenso océano azul que es España. Aunque en esta tierra el ‘colorao’ (porque aquí lo rojo es ‘colorao’) lo aporta Izquierda Unida de forma prácticamente unilateral (y a veces ni eso). Porque ya sabemos que el PSOE es de un color rosa palo tirando a azulado muchas veces. A dios rogando (léase Pablo Iglesias), y al obrero dando.

Yo desde la distancia, no recordaba que el domingo eran las elecciones andaluzas, y entré en la web de El País y me topé con la noticia. Entonces empecé a seguir los inesperados resultados. Porque aunque el PP haya ganado, queda lejos de la mayoría absoluta. Y, o mucho cambia la cosa, o el PSOE seguirá gobernando en este su particular cortijo. IU tiene la llave del mismo. Esperemos que obligue a que Griñán y Cía. pidan permiso para entrar y no vayan como Pedro por su casa, creyéndose que esto es suyo, como han hecho los últimos treinta y tantos años.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s