Chapter 32: Shakespeare’s Globe

Yesterday I was in Shakespeare’s Globe. It’s a wonderful theatre! I was watching a play in Spanish, ‘Henry VIII’. I felt very happy to see a Shakespeare’s play in the same place where his plays were performed. The actors were very well and I liked it so much. Yesterday was an amazing day.

Si digo que ayer fue uno de los mejores días (o incluso el mejor) que he vivido desde que llegué a Londres creo que no exagero ni un ápice. Desde que entré hasta que salí del teatro, las sensaciones se fueron sucediendo y la intensidad de la acción fue ‘in crescendo’, como si de otra obra de teatro se tratara.

Para empezar el Shakespeare’s Globe es un teatro increíble. Es pequeño pero coqueto. En forma semicircular, con una especie de foso donde la gente ve la obra de pie, con tres anfiteatros, y con un aforo de unas 1.500 personas, es similar a un corral de comedias. Todo de madera y con prácticamente el mismo aspecto que hace cuatro siglos.

La obra que vi fue ‘Enrique VIII’ (menudo pájaro el Henry). De Shakespeare, como no. Fue interpretada en español, dentro del certamen Globe to Globe (las conocidas como ‘olimpiadas culturales’), donde se representan 37 obras en 37 idiomas diferentes. Los actores estuvieron geniales. A mí particularmente me encantó Elena González, que encarnó a Catalina de Aragón. La ovación al final del espectáculo pudo durar perfectamente diez minutos o más.

Para culminar la gran noche, una vez acabada la obra tomamos una copita y hablamos con algunos de los actores. Por ejemplo con Fernando Gil, del cual conocía su faceta televisiva y de monologuista, pero no su faceta teatral. Interpretó muy bien al Rey de Inglaterra. Por cierto que es muy alto (me saca una cabeza) y parece bastante simpático. También estuvo por allí Federico Trillo, el nuevo embajador español por tierras británicas. Aunque creo que acudió más para cubrir el expediente que otra cosa, porque se pasó más de la mitad de la obra leyendo a saber qué.

En resumen, un día fantástico, tanto por el lugar, como por la obra, por la compañía y por la copa de después. En momentos como estos uno se siente orgulloso de haber escogido esta maldita y bendita profesión. [Se baja el telón]

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s