Chapter 44: The strike

I’m on strike in my job. They don’t pay me. I’m waiting for the payment since July 31. There is a big delay. Almost two weeks. They have told me that my pay is coming to my bank account tomorrow (on Tuesday). But I don’t have any money and I’m not going to work until they pay me. Also, I’m waiting for more news of my future job and they don’t give me more information. Furthermore, I have gotten an internship and I have to refuse or to confirm in a couple of days. Everything at the same moment!!! Because of it, I feel upset, worried and nervous…

Como se dice por mi tierra, se han juntado el hambre con las ganas de comer. Si las buenas noticias siempre vienen juntas, las malas también. Bueno, esto no son malas noticias. Al menos no todo. Las hay buenas y malas. Y las que espero no llegan. Vamos que la sequía informativa del verano no me está afectando a mí. Pero voy a desglosar la situación en tres bonitos puntos:

  1. La huelga. En Gail’s no me han pagado aún. Supuestamente tendré el dinero en el banco mañana (con dos semanas de retraso). Pero hasta entonces me he negado a ir a currar. Además es que no tengo ni dinero para pagarme el transporte. Apenas llego a un pound y medio en mi bolsillo y mi cuenta bancaria marca 2,37 (la página online de Barclays se va a convertir en breve en el sitio web que más visito). Si el martes no me pagan tendré que solicitar un rescate financiero al BPM (Banco de Papá y Mamá) –DMB (Dad and Mom Bank), por sus siglas en inglés-. Incluso he pensado en llamar a Sánchez Gordillo y los del SAT para que me ayuden a hacer la compra. Menos mal que he tenido una infancia austera y con ingenio puedo sobrevivir unos días más.
  2. El nuevo curro. Como ya adelanté en capítulos anteriores, me han llamado de una empresa importante para un trabajo muy suculento (y relacionado con lo mío). Pero desde que contactaron conmigo para ofrecerme el curro, no sé nada más. Llamé hace unos días y me dijeron que todo iba bien pero no me dieron muchos más detalles. Así que no sé cuando voy a empezar para decir en mi actual trabajo la fecha en que lo dejo (si finalmente se arregla lo del pago y vuelvo a ir). Voy a seguir sin dar más detalles al respecto hasta que no esté todo hecho (cosas más raras me han pasado). Además, me gusta darle suspense al asunto.
  3. La beca. Después de mucho intentarlo y mandar una solicitud tras otra, me han concedido una Beca Leonardo da Vinci para hacer prácticas en El Ibérico. Pero ahora resulta que no lo puedo compaginar con el trabajo que estoy a punto de empezar (teta y sopa no caben en la boca) y tengo un par de días para confirmarla o rechazarla. Obviamente, y debido a su importancia, la prioridad es el nuevo curro. Aunque al no haber firmado aún, no quiero dar un “NO” a la Universidad de Navarra, vaya que al final me quede sin beca, sin el trabajo que asoma por la puerta y sin al que le voy a dar el portazo.

Así que, en resumen, estoy pasando unos días de nerviosismo, preocupación, intranquilidad e incertidumbre que para mí se quedan. Vivo en un sinvivir. A ver si pronto todo se resuelve… y para bien. Mientras tanto, sigo repitiendo como un mantra el chiste de Eugenio: “Señor, dame paciencia… PERO YA!!!!!!!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s