Chapter 47: From Gail’s to OnDemand: The big big big step

I have had to wait a lot, but finally I’m going to start my new job next week. I’m going to work in OnDemand, a company of media that works for several TVs from different countries. They called me one month ago to offer me the job, but until yesterday the contract wasn’t ready. Long time waiting… I was nervous, excited, worried… But finally, next week I’ll start to work for this important company and I’ll say goodbye to Gail’s. And the most important thing, I’ll say “bye bye” to washing up. It’s a very very big step…

“Piedra a piedra se va haciendo una muralla… Muro a muro se va haciendo un gran castillo…”, cantan ‘Los Salseros’ en este pasodoble del Carnaval de Cádiz (‘mejón’ que el de Notting Hill). Y es verdad, porque pasito a paso he conseguido construir mi castillo particular. Llegar hasta aquí me ha costado sangre, sudor y lágrimas. Sangre, por las heridas de guerra en forma de multitud de cortes, arañazos, golpes… Sudor, porque he sudado, y mucho, en un trabajo tan duro como es KP (he perdido muchos kilos desde que llegué). Y lágrimas, porque más de una he derramado por la desesperación de ver que nada me salía bien, que no hacía más que caerme y levantarme para caer otra vez…

Pero al final, el esfuerzo ha tenido recompensa. Resistí y no arrojé la toalla, aunque estuve a punto, porque algo me decía que mi oportunidad iba a llegar. Y llegó. Y la aproveché. Y de repente la mala suerte se tornó en buena. “No hay mal que cien años dure”, que dice el refranero español.

Desde que me llamaran para ofrecerme el trabajo, hasta la llamada de ayer para confirmarme que el contrato estaba listo, ha pasado nada menos que un mes. Un mes de nervios, angustia, estrés e intranquilidad. Por un momento pensé que el muro se venía abajo… Pero ya parece que todo está hecho. Eso sí, hasta que no estampe mi firma en el papel no respiraré profundamente. Sí, soy un poco pesimista, lo sé, pero a estas alturas de la vida no voy a cambiar así como así.

Lo que importa ahora es empezar a trabajar en OnDemand. Una empresa bastante importante que opera en muchos países del mundo. Y a partir de ahí seguir paso a paso (aunque a veces se dé alguno en falso). Dejaré por fin de fregar platos. Diré adiós a Gail’s (un sitio donde, a pesar de los problemas de cobro, he estado muy a gusto) y empezaré una nueva vida. Voy a dar un salto de calidad. Un salto sin red, que da un poco de miedo. Pero lo voy a dar lleno de motivación y entusiasmo, y si me caigo, me volveré a levantar. Porque eso es lo más importante que he aprendido en esta aventura y espero que os sirva de consejo también a los que me leéis. Porque aunque duelan los golpes, hay que reponerse y seguir hacia adelante. Como dice un proverbio japonés: “Existe una puerta por la que puede entrar la Buena Suerte, pero tú tienes la llave”.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Chapter 47: From Gail’s to OnDemand: The big big big step

  1. Ahora no vayas a abandonar el blog, ¡eh!😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s