Chapter 51: Flight EZY5480, the story of an unpleasant odyssey

In this chapter I want to give you an advice: look very well the number of your flight. You have to do it always, because I didn’t do it last Sunday and I had a big problem, I lost my flight to London. The thing is I had to fly from Madrid to London-Gatwick on Sunday 30th September at 21:55 and there was another flight delayed which left at the same time but it was a different one and I didn’t see the number (EZY5482, my flight; EZY5480, the other one). It was causality and I was confused, but the staff allowed me going into the plane. For this reason I have complained to the company, Easyjet.

Qué mejor broche final a un interesante fin de semana de conciertos en Madrid (ya hablaré de eso) que tener problemas con el vuelo de vuelta. Siempre he volado con Ryanair, pero esta vez lo hice con Easyjet. La ida fue genial y comprobé las ventajas de una compañía que deja algo de espacio entre el asiento delantero y el trasero y donde se viaja de forma algo más placentera que con la aerolínea irlandesa. Hasta ahí, bien. Sin embargo mi nefasta experiencia con el viaje de vuelta no me invita a recomendaros cambiar los colores amarillo y azul por el naranja.

El caso es que el principal culpable de perder mi vuelo fui yo mismo. Lo reconozco. No tengo por costumbre mirar el número de vuelo, me conformo con ver en las pantallitas el aeropuerto de destino y la hora de salida, pero a partir de ahora lo haré siempre.

Yo llegué a Barajas con tiempo de sobra para embarcar. El vuelo salía a las 21:55 con destino Gatwick y vi en las pantallas del aeropuerto un vuelo de Madrid a London-Gatwick, de la compañía Easyjet, retrasado y con hora estimada de salida a las 22:05. Y dije: “este es el mío”. Pues no. Esperé la cola para embarcar y me dejaron embarcar (rajándome el ticket incluso). Pero ya dentro del avión me dice la azafata que ese no es mi vuelo, que yo tengo el 5482 y ese es el 5480. Yo y otro chico con el mismo problema tenemos que abandonar el avión.

Al principio no entiendo nada, porque no puede haber dos vuelos de la misma compañía al mismo sitio y a la misma hora. Pero es que el que yo cogí por error se retrasó más de una hora y acabó saliendo al mismo tiempo (o casi) que el mío. Sin embargo, había sitio en el avión y nos podían haber dejado volar (por caridad humana aunque sea, oigan, que el billete estaba pagado). Pero se negaron en rotundo y ya era demasiado tarde para dirigirnos al avión que nos correspondía (¡¡¡es que ni ellos mismos sabían cual era la puerta de embarque del otro vuelo!!!). Los mismos que se equivocaron dejándonos embarcar, no nos ayudaron luego.

Total que tuvimos que comprar un billete para la mañana siguiente (60 euritos de nada) y pasar la noche en Madrid. Afortunadamente me acogió mi amigo Valerio en su casa y a la mañana siguiente, casi sin dormir, pude regresar a Londres y llegar al trabajo. Dos horas tarde y con más sueño que vergüenza, pero fui a currar ese día.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s